MySpace
     Rodrigo Bueno
     Renata Simões
     Xico Sá
     Carol Ramos
     João Wainer
     Marcos Vilas Boas
     Felipe Morozini
     Viuva Porcina
     Bárbara Eugênia
     Gustavo Guimarães
     Tato Zonzini
     Lelena César
     Bianca Barbato
     Caco Ishak
     Fernão Ciampa
     Sérgio Vaz
     Agência Cartaz
     Ronaldo Bressane
     Guaciara
     Choque Cultural
     Radiola Urbana
     Selo Instituto
     Lost Art
     Laborg
     Embolex
     Zeitgeist, o filme
     camilesproess@gmail.com





    Desconstruir a Existência


    Wen Wam

    Buenos Aires, fin de tarde, café, luz de lunes en Palermo.



    Son las hojas que cortan un rayo de sol hacia vos que miro, un brillo fuerte del verano porteño que nunca había brillado en esos ojos.


    Las calles están desiertas.

    Venta venta venta. Generoso vento, el aire que mueve todo, los pelos de tus pienas, de las manos, tus cilios, tu espalda. Llueve hojas rojas, llueven las horas. Mis brazos me parecem rotos, pero no están. No me obedecen, aunque los muevo sin parar. Mi cuerpo és mutante cerca del tuyo. No entiendo lo que dicen, dicen cosas sin control. Estoy mareada. Me miras y sonreí una sonrisa sin gracia, sin saber. Sin querer. Mi corazón dispara y yo me debruzo sin que me puedas ver la cara. No quiero ver la tuya. Estoy completamente frágil, lista.

    Hace docientos años que te quiero,

    las cosas que me dices, tu forma de caminar, la simplicidad en lo que miras, te ríes con el total de la cara en una montaña, mil millones de papagayos hacia vos, vuelas en el aire y miras las ventanas abiertas, los viejos sillones amarillos con lo bien que te hicieron ahí adentro. Eres libre para hacer exactamente lo que más quieres de la vida, se empiezan las distinciones, los pensamientos intercambiantes, la tristeza real. La hombreza ilusória y tan linda.

    No existo. Estoy pendiente en el aire como los angeles perdidos que les tocó sentir todo, sentir absolutamente todo muy fuerte como castigo: el amor, los sonidos, el vino, el calor, los sufrimientos del mondo. Esos angeles hacen bien a la existencia; son filtros que testan la intensidad de luz líquida en la tierra. Y sufren porque no pueden saber porque les tocó ese castigo. Que hicieron ellos? Serán tan sucios así? Tendrán garras purulentas mortales que hacen daño a la gente dormida? O serán santos milagrosos roseados, golpeados, enfermos de emoción?


    Si que somos.


     



    Escrito por Camile Spring às 21h21
    [ ] [ envie esta mensagem ] [ ]



    [ página principal ] [ ver mensagens anteriores ]